Tripitaka Master Hsuan Hua
Maestro Hsuan Hua
fundador

 
Página principal
Fundador
Enlaces
Información en inglés
 

logo of the Buddhist Text Tranlsation Society

facebook logo

Buddhist Text
Translation Society

4951 Bodhi Way
Ukiah, CA 95482
USA

©  2008-2015

Bienvenidos al Monasterio

 

Guía para visitantes

Asociación Budista Reino del Dharma
(DRBA)
2007

Contenido

Arcos de Acceso a la Ciudad de los Diez Mil Budas

Arcos de Acceso a la Ciudad de los Diez Mil Budas

Bienvenida

Bienvenidos a un monasterio budista. Esta breve publicación contiene información básica para aquellos que vienen de visita al monasterio por primera vez y no están familiarizados con sus costumbres, a la vez que intenta mostrar cómo es la vida en un monasterio budista.

Un monasterio budista es un lugar especial, consagrado a la transformación personal y espiritual. Es un lugar en el que pueden dejar aparcadas a su entrada las preocupaciones mundanas para centrarse en los aspectos más importantes de la vida, reflexionando por ejemplo sobre: ¿quién soy yo realmente?, ¿hacia dónde dirijo mi vida?, ¿cómo puedo vivir de un modo más significativo?

El monasterio también es el hogar de monjes o monjas que dedican sus vidas a seguir el sendero budista encaminado hacia el logro de la iluminación o despertar, para lo cual llevan una vida simple y austera, centrada en el trabajo, el estudio y la práctica.

Reciban de nuevo nuestra más sincera bienvenida con la esperanza de que su visita les resulte enriquecedora.

Una Perspectiva Histórica del Budismo

Hace aproximadamente 2500 años, el príncipe Siddhartha Gautama nació en un pequeño reino de lo que hoy en día es el sur de Nepal, a las faldas del Himalaya. Ya entonces, un sabio eremita predijo que se convertiría en un gran líder espiritual o bien en un gran gobernante. Su padre, el Rey Suddhodana, quería que su hijo le sucediese en el trono, de manera que intentó evitar por todos los medios que pudiese despertar su vocación espiritual. No obstante, cuando el príncipe Siddhartha cumplió veintinueve años, de visita por la ciudad, pudo presenciar la crudeza de la enfermedad, la vejez y la muerte, tras lo cual decidió dedicar su vida a la búsqueda de una respuesta a estos sufrimientos universales.

Abandonó el palacio y renunció a todas sus riquezas y privilegios para entregarse al estudio y práctica de técnicas espirituales bajo la supervisión de algunos de los más renombrados maestros de su época. Sin embargo, a pesar de haber llegado a dominar las técnicas, seguía sin encontrar una respuesta satisfactoria a las preguntas fundamentales. Entonces se dedicó durante seis años a prácticas ascéticas, hasta el extremo de poner su vida en peligro, a pesar de lo cual tampoco encontró la respuesta buscada. Reflexionando sobre sus experiencias previas, comprendió que el “Camino Medio” era la vía apropiada, en el cual se evitan los extremos de auto-indulgencia y mortificación.

El príncipe Siddhartha hizo entonces el voto de sentarse a meditar bajo un gran árbol (el árbol Bodhi) hasta alcanzar a la liberación total. Al cabo de cuarenta y nueve días y noches, alcanzó la profunda comprensión del significado de la vida y de cómo poner fin a los sufrimientos, convirtiéndose así en el Buda, “El Iluminado”. El Buda vio que todos los seres poseen el potencial de convertirse en Budas, para lo cual han de eliminar toda codicia, egoísmo e ignorancia, y reorientar adecuadamente sus modos de pensar, hablar y actuar. Por ello, durante los siguientes cuarenta y cinco años, se dedicó a enseñar a todos los seres cómo descubrir su naturaleza iluminada original. Estas enseñanzas del Buda se conocen con el nombre de Dharma (en sánscrito: ley o verdad).

Durante los siglos posteriores, las enseñanzas del Buda se fueron difundiendo a través de todo el mundo, inicialmente en Asia. La forma de Budismo que se practica en el sureste asiático se conoce como tradición Theravada (Enseñanza de los Sabios Ancianos),1 mientras que en el norte se sigue la tradición conocida como Mahayana (Gran Vehículo).Alo largo del pasado siglo, las diferentes expresiones del Budismo han ido llegando paulatinamente y echado raíces en Occidente. El Budismo siempre se ha adaptado a la cultura del país en el que se introduce, aunque aún hay que aguardar para ver qué peculiaridades propias adoptará en Occidente.

Reunión de distintas tradiciones monásticas budistas

Reunión de distintas tradiciones monásticas budistas

Presentación del Maestro Fundador

El Venerable Maestro Hsuan Hua durante su viaje a Europa en 1993

El Venerable Maestro Hsuan Hua durante su viaje a Europa en 1993

El Venerable Maestro Hsuan Hua (1918-1995), fundador de este monasterio entre otros, nació en una humilde familia de un pequeño pueblo de Manchuria (noreste de China). Con tan sólo once años tuvo un encuentro que lo marcó profundamente, al descubrir en el campo el cuerpo abandonado sin vida de una pequeña niña, lo que le abriría los ojos a la impermanencia de la vida. Asistió a la escuela solamente dos años, de los quince a los diecisiete, antes de tener que regresar a su hogar para cuidar de su madre enferma. Incluso en tan temprana edad, abrió una escuela gratuita en su casa para los niños y adultos más desfavorecidos.

Cuando tenía diecinueve años, su madre falleció. Poco después se adentró en la vida monástica, y pasó los siguientes tres años en solitaria meditación al lado de la tumba de su madre.

Convencido de que a través de las prácticas budistas se puede eliminar definitivamente todo sufrimiento, ingresó en el Monasterio Tres Condiciones, de la ciudad de Harbin. Viendo el hambre y la pobreza de sus conciudadanos, decidió iniciar la práctica de comer una sola comida al día, al mediodía, dejando así más alimentos para los demás. También se aplicó al estudio de las escrituras budistas (Sutras) a la vez que mantenía una práctica vigorosa, pues consideraba que estudio y práctica son ambas necesarias por igual.

En 1962, el Maestro llegó a los Estados Unidos de Norteamérica, y en 1968 estableció elAuditorio Budista en la ciudad de San Francisco, donde comenzó a enseñar el Dharma. En 1969, cinco estadounidenses decidieron adentrarse en la vida monástica (tres monjes y dos monjas), lo que dio origen a la tradición monástica budista (Sangha) autóctona de los Estados Unidos. Durante los siguientes años, el Maestro entrenó y supervisó la ordenación de cientos de monjes y monjas que acudían desde todas partes del mundo para convertirse en sus discípulos.

Convencido de la importancia de exponer los conocimientos contenidos en los Sutras, el Maestro explicó en profundidad, aunque siempre con lenguaje llano y práctico, algunos de los Sutras Mahayana más importantes como: Shurangama,2 Guirnalda Floral (Avatamsaka), y Maravilloso Dharma de la Flor de Loto (Saddharma Pundarika). También alentó a traducir los Sutras del chino clásico a otros idiomas.

El Maestro Hua se comprometió de por vida a la tarea de educar, para lo cual estableció varias escuelas y exhortó a los profesores y estudiantes a pensar en la escuela, no sólo como un lugar donde adquirir meros conocimientos y habilidades, sino también donde inculcar en el carácter las virtudes necesarias para vivir íntegramente en sociedad.

El Maestro recibió con los brazos abiertos a personas de todo tipo de orígenes y tradiciones religiosas. En cierta ocasión en que se encontró con el exiliado líder católico Cardenal Paul Yubin, le dijo: “Sé un budista entre los católicos, y yo seré un católico entre los budistas; trabajando juntos podemos traer paz a nuestras religiones”. Posteriormente, el Cardenal Yubin colaboraría con el Maestro en la fundación del Instituto para las Religiones del Mundo, cuya sede se ubicaría en Berkeley, California. En reuniones interreligiosas, el Maestro siempre exhortó a todos a ser verdaderos seguidores de la visión de los fundadores, y sobre todo a no contender entre ellas.

El Maestro Hua fue un narrador dotado de gran sentido del humor, actuando a veces en el papel de padre bondadoso que da ánimo cuando los tiempos son difíciles, y a veces en el papel de maestro riguroso que guía a sus discípulos por el camino adecuado. Su propia vida sirvió, metafóricamente hablando, como puente sobre el que poder cruzar desde la confusión y el sufrimiento hacia la sabiduría y la felicidad. Podemos decir que, en los monasterios que fundó, su energía continúa presente.

Ceremonia en el Templo de la Ciudad de los Diez Mil Budas

Ceremonia en el Templo de la Ciudad de los Diez Mil Budas

Ceremonias: El latido del Monasterio

Las ceremonias pueden considerarse como el latido del corazón del monasterio, pues establecen la pauta y el ritmo de la vida cotidiana. Son los momentos del día en que la comunidad se reúne para practicar conjuntamente, en cooperación y armonía. Numerosos visitantes se sorprenden con frecuencia al reconocer que los recuerdos más significativos de sus visitas son de participaciones en ceremonias. Estos ritos, que han sido transmitidos durante generaciones a través de numerosas geografías, culturas e idiomas, ahora son accesibles también en Occidente.

Las ceremonias ofrecen sostén y refugio en medio de lo insatisfactorio de nuestras vivencias, y nos ayudan en el proceso de interiorización por medio del cual nuestra sabiduría inherente se manifiesta.

A continuación les ofrecemos unos consejos generales sobre cómo participar en las ceremonias, si bien la recomendación más sencilla y útil es que sigan con respeto al grupo en sus recitaciones y movimientos.

Un elemento ubicuo en las ceremonias budistas es la postración. En occidente, la postración puede ser tomada por mera idolatría, pero lo cierto es que postrarse es un método extraordinariamente efectivo para subyugar al ego y descubrir nuestra verdadera naturaleza. Las imágenes de Budas representan precisamente esta naturaleza y sirven de catalizadores en el proceso de lograr nuestro despertar; son símbolos que nos recuerdan nuestro maravilloso potencial. Al postrarnos con sinceridad y concentración, transformamos el orgullo y la arrogancia en humildad y respeto, a la vez que tonificamos nuestros corazones.

Es frecuente que las postraciones se realicen sobre banquetas cuadrangulares situadas en frente de cada persona. Puesto que este es su fin, por favor no las utilice como asientos. En ausencia de dichas banquetas, es posible realizar las postraciones sobre el suelo. La técnica de postración comienza por juntar las palmas a la altura del pecho. Procedan a inclinarse hasta apoyarse en la banqueta, primero con su mano derecha, y luego con la izquierda; después sus rodillas, y finalmente toquen con la frente la banqueta, a la vez

que giran las manos hasta dejar las palmas hacia arriba. Levántense luego revertiendo el proceso hasta quedar de nuevo de pie con las palmas juntas. Este es el proceso de una postración completa, por cierto, mucho más fácil de hacer de lo que parece al explicarse.

Postraciones durante una ceremonia

Postraciones durante una ceremonia

El cántico es una parte importante de la práctica monástica por su efecto vigorizante, tanto físico como mental. Las ceremonias suelen ser en chino, o combinadas con inglés. En el futuro, esperamos que también se puedan llevar a cabo en español. Si desean seguir el texto de la ceremonia, pueden hacerlo con el manual de recitaciones diarias (Daily Recitation Handbook), pero no se desalienten si las primeras veces se pierden o no saben por dónde van, pues es lo normal.

Las ceremonias son reguladas mediante instrumentos musicales, fundamentalmente tres: el “pez de madera”, que es un instrumento de percusión con cierto parecido a un pez; la gran campana, generalmente situada sobre una peana; y la campana de mano. El ritmo de recitación se marca con el pez de madera. Las transiciones, postraciones, y a veces también el ritmo, son indicados por el líder de la ceremonia (en chino: weino) mediante la campana de mano, y más esporádicamente, mediante la gran campana. Cuando en el manual de recitaciones vean un círculo dentro de otro, eso representa un golpe de la gran campana. Es frecuente que alguien se ofrezca para guiarlos en el seguimiento de la ceremonia. De todas formas, si no pueden entender o localizar en el manual por dónde va la ceremonia, simplemente déjense llevar por los movimientos del grupo.

En el monasterio hay tres ceremonias principales: de mañana, de mediodía (ofrenda de comida) y de noche. Estas tres ceremonias reúnen a toda la comunidad, por lo que además de su valor espiritual intrínseco, tienen un efecto cohesivo que facilita la convivencia armónica de los residentes.

Procesión encabezada por el Sangha

Procesión encabezada por el Sangha

Vida Cotidiana en el Monasterio

A las tres y media de la madrugada, el golpeo seco y rítmico de un madero marca el inicio del día. Es el momento de levantarse y prepararse para acudir a la Ceremonia de la Mañana, que comienza a las cuatro en punto. A estas tempranas horas, mientras la mayoría de la población circundante todavía duerme, el velo entre la tierra y las brillantes estrellas es tenue, como lo es también entre nosotros y nuestra verdadera naturaleza.

La ceremonia comienza con la recitación del mantra Shurangama, el de la Gran Compasión, y otros diez mantras cortos. El mantra Shurangama es uno de los mantras más largos y poderosos que existen. Recitado con respeto y concentración, sus efectos son innumerables, desde proteger contra desastres y erradicar karma negativo, hasta anticipar nuestra realización espiritual.

La ceremonia continúa con el Sutra del Corazón, que es considerado como la esencia de la sabiduría del Buda, más allá de toda dualidad. El Sutra del Corazón hace énfasis en el concepto del vacío, que no es entendido como la nada absoluta, sino como la ausencia de una realidad última de cosas y fenómenos, es decir, todo existe en un flujo constante de transformaciones, en total relación e interdependencia mutua. Realizar esta sabiduría trascendente requiere una mente concentrada y sincera. Memorizar y recitar Sutras es una excelente forma de desarrollar sabiduría y capacidad de concentración, si bien la sabiduría genuina no proviene de la acumulación de información y conocimientos, sino del descubrimiento de nuestra completa naturaleza inherente.

La ceremonia termina con una serie de postraciones ante varios Patriarcas, seres iluminados cuyos linajes espirituales se remontan al Buda Shakyamuni, y sin cuya abnegada dedicación, el Dharma no estaría hoy disponible para nosotros, por lo que es una forma de expresar nuestra inmensa gratitud y respeto.

Tras la Ceremonia de la Mañana, una hora después de su comienzo, las personas pueden permanecer en el templo para participar en las ceremonias siguientes, o bien pueden irse a trabajar. Trabajar en el monasterio es otra manera de crear afinidades con el Dharma, así como fuente inagotable de bendiciones. La inexorable ley de causa y efecto (karma) supone que apoyar ahora al monasterio y a sus residentes hará que nosotros seamos apoyados también en nuestro avance por el camino espiritual.

Antes del almuerzo se celebra otra ceremonia importante: La Ceremonia de la Ofrenda de Comida. Mediante esta ceremonia, la comida es ofrecida simbólicamente a la Triple Joya (Buda, Dharma, y Sangha), y compartida con los seres vivos visibles e invisibles. De este modo, el acto cotidiano de comer se convierte en una oportunidad de practicar el Dharma. Sentados a la mesa, antes de degustar la comida, todos los comensales recitan conjuntamente, entre otras cosas, los siguientes tres votos y cinco contemplaciones:

Los Tres Votos:

  1. Hago el voto de eliminar toda maldad.
  2. Hago el voto de realizar todo bien.
  3. Hago el voto de ayudar a todos los seres.

Las Cinco Contemplaciones:

  1. Esta ofrenda de los donantes es fruto de esmerado trabajo.
  2. Reflexionando sobre mi conducta; ¿realmente lo merezco?
  3. De los venenos de la mente, el peor es la codicia.
  4. Como medicina para la enfermedad, tomo solamente lo necesario,
  5. Acepto esta comida solo para sustentar mi práctica y lograr el Despertar.

Así es como hoy, con agradecimiento y en silencio, contemplamos esta ofrenda.

Todos los alimentos que se comen en el monasterio son ofrendas provenientes de la generosidad de los donantes, de ahí el sentido tan profundo de gratitud, y el especial cuidado que se pone en evitar que nada se desperdicie. A los visitantes se les suele exhortar a que se sirvan tanto cuanto gusten (repitiendo si fuese necesario) pero sin dejar comida en el plato que haya de ser tirada a la basura.

En todo momento y circunstancia tratamos de minimizar el sufrimiento que promovemos a través de nuestro estilo de vida, y muy especialmente a través de nuestros hábitos alimenticios. Por eso, la comida es siempre vegetariana (tampoco incluye huevos), siendo la mayoría de los platos ‘veganos’, es decir, sin ningún alimento de origen animal, incluidos los lácteos.3 Existen muchas e importantes razones para adoptar una dieta vegetariana, aunque la principal es la compasión por los animales. Muy importante también es la mejora que conlleva en la salud y en la calidad de vida, así como en el medio ambiente. Además, la comida tiene un efecto directo sobre el tipo de emociones y pensamientos que experimentamos. Ser vegetarianos nos ayuda a tener una mente despejada, capaz de concentrarse más eficazmente, y un corazón compasivo y generoso.

Existe una relación simbiótica entre las personas laicas y monásticas, mediante la cual los laicos proveen sustento y apoyo material (tradicionalmente: ropa, mantas, alimento y medicinas) y los monjes, en contraprestación, explican el Dharma. En ciertos monasterios, durante las comidas, es posible escuchar un discurso grabado del Maestro Hua. Las comidas siempre concluyen con la recitación de unos versos de transferencia de méritos a los donantes, y la ceremonia de toma de refugio en la Triple Joya.

Después de la comida del mediodía, en muchos templos es frecuente que se lleve a cabo la Ceremonia del Gran Arrepentimiento Compasivo, una ceremonia centrada en el Bodhisattva Avalokiteshvara, que en sánscrito significa ‘quien escucha los ruegos del mundo’ (en chino: Guan Shi Yin), y es el Bodhisattva arquetípico de la Gran Compasión. El arrepentimiento es una práctica fundamental que nos permite ‘pasar hoja’ en nuestras vidas -reconocemos dónde nos hemos equivocado, nos arrepentimos sinceramente de ello y nos reformarnos para que no vuelva a suceder. La ceremonia y el poder del grupo crean el contexto necesario para que el proceso personal de arrepentimiento sea efectivo. Es frecuente oír testimonios de muchos participantes aludiendo a la gran sensación de purificación que experimentan tras esta ceremonia.

La principal reunión diaria de la comunidad suele acontecer durante la Ceremonia de la Noche. Esta ceremonia siempre comienza con la Alabanza del Incienso y es seguida por la recitación del Sutra de Amitabha o el Arrepentimiento de los Ochenta y Ocho Budas, en días alternativos. El Sutra de Amitabha describe su Tierra Pura, en la cual pueden renacer aquellos que con fe y devoción recitan: “Namo Buda Amitabha”. En esa tierra, o ámbito, o campo búdico, uno experimenta gran felicidad, y el logro de la iluminación resulta mucho más fácil que en este mundo. Esta es la práctica más devocional del Budismo.

Otra forma de interpretar la enseñanza de la Tierra Pura es en su aplicación al momento presente. Cada pensamiento bondadoso, compasivo y desinteresado nos eleva a la Tierra Pura, y cada pensamiento de codicia, enojo y engaño nos atasca en el mundo del sufrimiento. Bajo este punto de vista, podemos decir que la Tierra Pura puede manifestarse también en el presente a través del estado mental propicio para ello.

En la parte central de la ceremonia, toda la congregación recita los Cuatro Grandes Votos de un Bodhisattva:

  1. Hago el voto de rescatar a los innumerables seres.
  2. Hago el voto de eliminar las inagotables aflicciones.
  3. Hago el voto de aprender los ilimitados métodos del Dharma.
  4. Hago el voto de lograr la insuperable realización de un Buda.
Voluntarios colaborando en el mantenimiento del recinto monástico

Voluntarios colaborando en el mantenimiento del recinto monástico

Estos Cuatro Grandes Votos están relacionados con las Cuatro Nobles Verdades enseñadas por el Buda. La primera noble verdad, la del sufrimiento, se convierte en el voto del Bodhisattva de liberar a todos los seres del sufrimiento. La segunda noble verdad identifica a la ignorancia y el deseo como la causa del sufrimiento y, por consiguiente, el Bodhisattva realiza el voto de eliminar todas estas aflicciones. La tercera noble verdad, la cual afirma que es posible poner fin al sufrimiento, se relaciona con el tercer voto, consistente en aprender todos los métodos del Dharma que conducen a la eliminación del sufrimiento. Por último, la cuarta noble verdad de practicar el Óctuple Noble Camino para convertirse en un Buda se corresponde con el cuarto voto del Bodhisattva, que es realizar tal fin.

A la ceremonia de la noche le sigue frecuentemente una lectura y exposición de Sutras, lo que nos da la oportunidad de escuchar las palabras del Buda explicadas por un Maestro de Dharma. La conferencia comienza con la Solicitación del Dharma, en la que una o más personas solicitan formalmente el Dharma y recitan los Versos para la Apertura de Sutras:

El insuperable, profundo, insondable, sutil y maravilloso Dharma, es difícil de hallar aun en cientos de miles de millones de eones. Ahora que lo encuentro, lo veo, lo oigo, lo recibo y retengo, hago el voto de comprender el auténtico significado del Tathagata.

Por lo general, la investigación de los Sutras nos revela las herramientas del Dharma con las que hacer frente sabiamente al devenir de la vida.Al concluir la presentación se lleva a cabo siempre la Dedicación del Mérito, mediante la cual transferimos todo nuestro mérito a todos los seres:

Qué el mérito y virtud derivados de este trabajo
adornen innumerables campos búdicos,
retribuyendo arriba los cuatro tipos de benevolencias,
y ayudando abajo a quienes sufren en destinos inferiores.
Qué todos aquellos que nos han visto o escuchado
aspiren también a lograr la iluminación,
y cuando la retribución de vivir en este cuerpo llegue a su fin,
renazcamos todos juntos en la Tierra de la Suprema Felicidad.

Por último, en una breve ceremonia, se recita ciento ocho veces el Corazón del mantra Shurangama, se toma otra vez refugio en la Triple Joya, y se finaliza con los versos de Exhortación del Bodhisattva Samantabhadra, que animan a la asamblea a ser vigorosa, dado lo efímero de la vida. A los compases de un grave tambor, la asamblea se dispersa ordenadamente recitando ‘Namo Buda Amitabha’ (en chino: Namo Amitofo). Es el momento de ir a descansar, resueltos a reanudar las prácticas a la mañana siguiente.

Pautas para su Visita

Separación de géneros

Durante las ceremonias y los periodos de meditación, hombres y mujeres se sitúan en lados diferentes del Templo con el fin de facilitar la concentración.

Ropa cómoda y sencilla

Es conveniente llevar puesta ropa cómoda que permita postrarse y sentarse con las piernas cruzadas sin dificultad. Además, conviene que sea sencilla y no llame la atención. Por favor, evite minifaldas, pantalones cortos y camisas sin mangas, aunque si es lo que ahora lleva puesto, no se preocupe; simplemente, tenga esto presente para la próxima vez.

Aprecio hacia todas las formas de vida

Dentro del recinto del monasterio, por favor absténgase de dañar a cualquier criatura, por insignificante que le parezca, lo que incluye a pequeños seres como arañas, hormigas, moscas o mosquitos. Todos ellos merecen nuestro respeto; todos estamos interconectados en una infinita red de relaciones y mutua interdependencia.

Respetar los Sutras y textos budistas

Los Sutras (discursos del Buda) y otros textos con comentarios nos guían por el camino hacia la iluminación. La actitud hacia un texto sagrado influye en la capacidad de profundizar en sus enseñanzas, por ello es importante tratarlos con cuidado y respeto. Por ejemplo, es recomendable no colocar los libros budistas sobre el suelo, llevarlos al baño o tomarlos con las manos sucias.

Cosas que no se deben traer al monasterio

No accedan al monasterio portando armas, bebidas alcohólicas, drogas o comida no vegetariana.4 Por favor, tampoco fumen dentro del recinto monástico.

Preguntas Frecuentes

P: ¿Cuál es el significado de los distintos colores de las ropas monásticas?

R: Los hábitos ocres denotan a un monje/a plenamente ordenado/a. Por encima, pero dejando sin cubrir el hombro derecho, siempre llevan el denominado ‘sash’; marrón cuando no participan en ceremonias, o naranja (monjes) o amarillo (monjas), durante las ceremonias. Los hábitos grises con sash marrón encima denotan a los novicios/as, que son quienes han decidido adentrarse en la vida monástica pero todavía no se han ordenado plenamente. El periodo de noviciado suele durar unos tres o cuatro años. Las personas laicas que han tomado refugio en la Triple Joya pueden llevar hábito negro y, si además han recibido los cinco preceptos, pueden llevar encima un sash marrón. Los sash son de forma rectangular, sujetos con un broche sobre el hombro izquierdo, y se componen de varios paneles adosados, en número que varía en función de que la persona sea laica, novicio/a o monje/a. Durante ceremonias especiales, como en las de tomar refugio o adentrarse en la vida monástica (afeitado de la cabeza), es posible ver a los monjes con celebrantes llevando un sash rojo compuesto de numerosos paneles. En aquellos monasterios de mayor tamaño, el abad suele llevar siempre puesto el sash rojo.

P: ¿Qué significa tomar refugio?

R: Tomar refugio en la Triple Joya es la ceremonia por medio de la cual uno se convierte formalmente en budista. Al tomar refugio, se toma al Buda como maestro espiritual; al Dharma como las enseñanzas a seguir; y al Sangha como la comunidad monástica que personifica la práctica.

P: ¿Qué significa tomar los cinco preceptos?

R: Los cinco preceptos son: no matar, no robar, no tener una conducta sexual inapropiada, no mentir y no consumir intoxicantes. La persona que toma formalmente los preceptos se compromete a mantenerlos durante toda su vida. El Buda, al entender en profundidad el funcionamiento del karma (la ley de causa y efecto), prescribió estos preceptos con el único fin de que las personas puedan evitar la continua generación de sufrimiento. Cuando uno observa los preceptos con naturalidad, se produce un efecto paradójico, en lugar de ser restringentes, resultan ser liberadores, y conforman la base para una felicidad y crecimiento espiritual sólidos.

P: ¿Por qué hay esvásticas en los monasterios budistas?

R: La esvástica es un símbolo milenario y universal, pues es compartido, con ligeras variaciones, por muchas de las principales civilizaciones que ha visto este planeta: india, china, japonesa, mesoamericana, e incluso europea. Representa vida, prosperidad, fortuna y fortaleza. En el Budismo es además uno de los treinta y dos atributos de los Budas, el cual simboliza la perfección de la virtud. Por lo tanto, en el arte budista es frecuente encontrar esvásticas. Desgraciadamente, los nazis adoptaron la esvástica (aunque invertida y oblicua) como emblema propio, lo que provocó que hoy en día sea asociada con el horror al que tan infausto régimen dio lugar. La corrupción de este símbolo es ciertamente un hecho muy desgraciado para la humanidad, especialmente en Occidente pues, a pesar de todo, en Asia sigue siendo considerada auspiciosa.

P: ¿Cuándo es posible visitar el monasterio?

R: Aunque es similar, cada monasterio tiene su propio horario de actividades abiertas al público. Es frecuente que durante el fin de semana haya actividades especiales, como retiros o simplemente reuniones para ayudar en tareas de mantenimiento y limpieza. Cada monasterio suele tener colocado en la tabla de anuncios su propio calendario de actividades, pero si no consiguiese encontrar la información, no dude en contactar en persona con alguno de los residentes o encargados, quienes lo atenderán encantados.

P: ¿A dónde puedo dirigirme si tengo más preguntas?

R: La mejor opción es dirigirse a la persona que está en la oficina, en caso de haberla. También puede encontrar respuestas a las preguntas más comunes en Internet, en el sitio de la Asociación Budista Reino del Dharma (DRBA), www.drba.org, o de su sección juvenil (DRBY) www.drby.net. Estas dos direcciones contienen la información en inglés. Para información en castellano y consultas por correo electrónico, vaya al sitio www.budismodrba.org.

P: ¿Dónde puedo aprender más sobre Budismo?

Retransmisión por Internet de uno de los eventos del monasterio de Berkeley, en California

Retransmisión por Internet de uno de los eventos del monasterio de Berkeley, en California

R: Es frecuente que los monasterios tengan material como revistas, libros, Sutras, etcétera, disponibles para consulta, aunque la mayoría están en inglés y chino. También puede adquirirlos a través de Internet www.bttsonline.org -Sociedad para la Traducción de Textos budistas. Además se pueden encontrar archivos de audio y de video, así como retransmisiones a través de Internet (webcasts), en www.dharmaradio.org.

Si puede leer en inglés, hay libros como: Words of Wisdom: Beginning Buddhism, todos los libros de Dharma Talks disponibles desde el Vol. I al Vol. XI, y entre otros como Dharma Talks in Europe. Todos ellos contienen discursos del Maestro Hua adecuados para los principiantes. Para instrucciones sobre meditación y recitación, pueden consultar el libro Listen to Yourself, Think Everything Over, Vol. II. Para obtener explicaciones acerca de la cosmología budista, es recomendable leer The Ten Dharma Realms Are Not Beyond a Single Thought. Otro texto popular es el que narra las aventuras de dos monjes estadounidenses en su peregrinaje a lo largo de la costa californiana: News From True Cultivators. Si desea adentrarse directamente en los Sutras, The Sixth Patriarch Sutra es quizás la opción más recomendable. Actualmente son pocos los libros en español que están disponibles para el público, pero los traductores continúan trabajando para sacar nuevas publicaciones. Para un listado más completo de libros en español, puede consultar la sección ‘publicaciones’ de www.budismodrba.org.

Para aquellos interesados en conocer además la tradición budista del Sur o Budismo Theravada, recomendamos The Four Noble Truths by Ajahn Sumedho, un monje estadounidense perteneciente a la tradición de los bosques de Tailandia. El Monasterio Abhayagiri en California también posee un sitio web con discursos de Dharma e instrucciones para meditar (http://www.abhayagiri.org).

Despedida

Esperamos que la información de este folleto les haya resultado de utilidad, y que ahora conozcan un poco mejor cómo se vive en una comunidad monástica budista, y cómo pueden participar ustedes en sus actividades. No se preocupen si en sus primeras visitas se sienten un poco desorientados; es lo normal. No podríamos enumerar todas las diferentes razones por las que las personas vienen al monasterio, pero sin duda todos coincidirán en afirmar que el monasterio es un lugar que nos ayuda a reconectar con la calma interior que todos llevamos dentro y, en última instancia, es un lugar en el que podemos encontrar respuestas, eminentemente prácticas, a las cuestiones más profundas de la vida.

Hasta pronto.

Atardecer en la Ciudad de los Diez Mil Budas

Atardecer en la Ciudad de los Diez Mil Budas

Términos Importantes

Arhat: (sánscr. merecedor de ofrendas, destructor de ladrones (deseos), y no nacido). En su grado más elevado, es el ser que escapa definitivamente del ciclo de nacimientos y muertes. No es todavía el estado final de un Buda.

Bodhisattva: (sánscr. ser iluminado que ayuda a iluminar a otros). Ser que aspira a lograr su iluminación (convertirse en un Buda), a la vez que ayuda a los demás a ello.

Buda: (sánscr. buddha, despierto o iluminado). Este término se utiliza generalmente para designar al Buda histórico Shakyamuni (véase Sidharta). Todos los seres pueden convertirse en Budas, o seres que han llevado a la perfección todo su potencial inherente.

Buda Amitabha: (sánscr. luz infinita, chin. amitofo). Es el Buda que creó la Tierra Pura de la Suprema Felicidad del Oeste en base a sus 48 votos. En este lugar, no existe el sufrimiento y sólo hay felicidad. Mediante constante, concentrada y sincera recitación de la frase “Namo Buda Amitabha” (en el Buda Amitabha tomo refugio), uno puede renacer en esa Tierra Pura. Esta puerta de dharma es comparativamente más fácil y sencilla que otras, por lo que todos pueden practicarla.

Chan: (sánscr. dhyana; jap. zen). Escuela budista cuya práctica principal es la meditación sentada.

Ciudad de los Diez Mil Budas: Ciudad budista fundada por el Venerable Maestro Hua a unos 200 Km al norte de San Francisco, EE.UU. En ella se ubican, entre otras, dependencias monásticas, escuelas primarias, secundarias, y la universidad DRBU (Universidad Budista Reino del Dharma). La ciudad está abierta a todo el mundo, independientemente de sus creencias, que desee venir a trabajar y estudiar con armonía y respeto.

Cuatro Nobles Verdades: 1) La vida es insatisfactoria, 2) el origen de tal insatisfacción es la codicia, 3) es posible cesar la insatisfacción, y 4) el camino para lograrlo es óctuple (Noble Sendero Óctuple). Tres son de disciplina moral: recta palabra, conducta, y modo de sustento; otros tres se refieren a la concentración: recto esfuerzo, atención, y meditación; y los dos restantes se refieren a la sabiduría: recta opinión, y pensamiento.

Dharma: (sánscr. verdad o ley). Enseñanzas del Buda; también llamadas Buddhadharma. Comprende: 1) Los métodos para alcanzar la iluminación; 2) el entendimiento que abarca la iluminación; y 3) las varias divisiones del mundo mental y físico.

Dhyana: (sánscr. absorción meditativa). Concentración intensa y deliberada cuyas características más sobresalientes son la atención ininterrumpida y la consecuente calma de las funciones mentales.

Karma: (sánscr. acto, acción). Término que designa a la ley universal de causa y efecto. Nuestros pensamientos, palabras y actos son causas que condicionan retribuciones futuras, las cuales pueden ser positivas o negativas dependiendo del mérito o demérito de las acciones o causas plantadas.

Loto: La flor de loto es un símbolo del desarrollo espiritual, pues su raíz se halla en el fondo de las aguas turbias, pero la flor, de gran belleza y contenedora del fruto, se abre por encima de la superficie. Los Budas se representan frecuentemente sentados en meditación sobre flores de loto.

Mahayana: (sánscr. gran vehículo). Escuela budista que geográficamente se extendió por le norte de Asia. Su ideal es el del Bodhisattva.

Mantra: Símbolo verbal y sonido arquetípico. Aunque puede tener significado total o parcial, el sonido es su característica principal. Cada sílaba presenta cualidades de vibración precisas que pueden suscitar respuestas específicas. Un ejemplo de mantra muy popular es: “Om mani padme hum”.

Nirvana: (sánscr. lo no-nacido, no-devenido, no-hecho, no-compuesto). Cesación o extinción total de la codicia y del engaño de la individualidad, y por ende, de todo sufrimiento o insatisfacción.

Postración: Importante práctica consistente en arrodillarse totalmente hasta tocar con la frente, los antebrazos, y las rodillas en el suelo (o banqueta para tal propósito). Es un acto de reverencia y devoción, usualmente realizado ante una imagen de un Buda, un Bodhisattva o Sutra. No se trata de idolatría. Uno se postra ante la pura, perfecta y verdadera naturaleza de nuestra mente, la cual carece de forma. Las imágenes son sólo ayudas simbólicas. Su práctica nos permite disminuir el orgullo y la arrogancia, además de ser un excelente ejercicio físico.

Preceptos: Normas fundamentales de comportamiento. Los cinco preceptos básicos son: no matar, no robar, no tener una conducta sexual inapropiada, no mentir, y no tomar intoxicantes.

Reinos del Dharma: La totalidad de seres se clasifica en diez Reinos del Dharma. Hay cuatro reinos bienaventurados que han transcendido el ciclo de los renacimientos: 1) Budas, 2) Bodhisattvas, 3) Pratyekabuddhas (sánscr. iluminados en solitario), y 4) Arhats. Además hay seis reinos (o senderos, o destinos) de renacimiento: dioses, humanos, asuras (equivalentes a titanes), animales, fantasmas, y habitantes de los infiernos.

Samadhi: (sánscr. concentración o no-cambio). Estados meditacionales iluminados en los que se transciende el ego y se experimentan elevados y expansivos estados de consciencia.

Samsara: (sánscr. vagar). Sufrimiento de estar supeditado al ciclo de existencias, de renacimientos y muertes, el cual arrastra a todos los seres en su incesante rotación: que no tiene comienzo ni fin. El Budhadharma se asemeja a una balsa que nos permite cruzar desde la orilla del samsara a la de nirvana.

Sangha: (sánscr. comunidad). La comunidad monástica budista.

Siddharta Gautama: Fue un príncipe del grupo étnico conocido como los shakyas, que nació hacia el año 560 a.C. en Lumbini, en lo que hoy es el sur de Nepal, casi en la frontera con la India. Recibió el nombre propio de Siddhartha (sánscr. el que alcanza su meta) y el apellido familiar de Gautama. Tras alcanzar la iluminación y convertirse así en un Buda, adoptó el nombre de Shakyamuni, cuya raíz es el nombre del clan, y muni significa “calmado” o “inamovible”.

Sutra: (sánscr. hilo), por extensión: “hilera” de enseñanzas. Se refiere sobre todo a la literatura original que contiene las enseñanzas del Buda.

Theravada: (sánscr. enseñanza de los sabios ancianos). Escuela budista que geográficamente se extendió por el sur de Asia. Su ideal es el del Arhat. También conocida como Hinayana (sánscr. pequeño vehículo). Debido a su connotación negativa, es preferible usar siempre el término Theravada.

Directory of Monasteries

The City of Ten Thousand Buddhas
P.O. Box 217 / 4951 Bodhi Way, Ukiah, CA 95482 U.S.A.
Tel: (707) 462-0939 Fax: (707) 462-0949
Web Site: www.drba.org

Gold Mountain Monastery
800 Sacramento Street, San Francisco, CA 94108 U.S.A.
Tel: (415) 421-6117 Fax: (415) 788-6001

Berkeley Buddhist Monastery/Institute for World Religions
[2304 McKinley Avenue, Berkeley, CA 94703 U.S.A.
Tel: (510) 848-3440 E-mail:

The International Translation Institute
1777 Murchison Drive, Burlingame, CA 94010-4504
Tel: (650) 692-5912 Fax: (650) 692-5056

Gold Sage Monastery
11455 Clayton Road, San Jose, CA 95127 U.S.A
Tel: (408) 923-7243 E-mail:

The City of Dharma Realm
1029 West Capitol Ave., West Sacramento, CA 95691 U.S.A
Tel: (916) 374-8268 E-mail:

Gold Wheel Monastery
235 N. Avenue 58, Los Angeles, CA 90042 U.S.A
Tel: (323) 258-6668 E-mail:

Long Beach Monastery
3361 East Ocean Boulevard, Long Beach, CA 90803 U.S.A
Tel: (562) 438-8902 E-mail:

Blessing, Prosperity, & Longevity Monastery
4140 Long Beach Blvd. Long Beach, CA 90807
Tel: (310) 595-4966

Avatamsaka Vihara
9601 Seven Locks Road, Bethesda, MD 20817-9997 U.S.A.
Tel: (301) 469-8300 E-mail:

Gold Dharma Monastery
3645 Florida Avenue, Kenner, LA 70065 U.S.A.
Tel: (504) 466-1626 E-mail:

Gold Summit Monastery
233 1st Avenue West, Seattle, WA 98119 U.S.A.
Tel: (206) 284-6690 Fax: (206) 284-6918

Avatamsaka Monastery
1009 4th Avenue S.W., Calgary, AB T2P 0K8 Canada
Tel: (403) 234-0644 E-mail:

Gold Buddha Monastery
248 E. 11th Avenue, Vancouver, B.C. V5T 2C3 Canada
Tel: (604) 709-0248 E-mail:

Dharma Realm Buddhist Books Distribution Society
11th floor, 85 Chung Hsiao E. Road, Sec. 6, Taipei, Taiwan.
Tel: (02) 2786-3022, 2786-2474 Fax: (02) 2786-2674

Amitabha Monastery
7, Se Chien Hui, Chih Nan Village, Shou Feng, Hualien, Taiwan.
Tel: (03) 865-1956 Fax:(03) 865-3426

Ci Xing Monastery
Man Cheung Po Lantau Island, Hong Kong
Tel: 985-5159

Prajna Guan Yin Sagely Monastery
Batu 5 1/2, Jalan Sungai Besi, Salak Selatan, 57100 K.L.,
Malaysia Tel: (03)7982-6560 Fax: (03) 7980-1272

Lotus Vihara
136, Jalan Sekolah, 45600 Batang Berjuntai, Selangor, Malaysia
Tel: (03) 3271-9439


  1. La tradición Theravada puede ser conocida también como Hinayana (Pequeño Vehículo), sin embargo, es desaconsejable utilizar este término debido a sus connotaciones peyorativas.

  2. Shurangama significa “duradero en grado máximo”, sin embargo siempre se utiliza el nombre en sánscrito para referirse a este sutra.

  3. Los monjes y monjas excluyen de sus comidas además algunas plantas estimulantes, como el ajo y la cebolla.

  4. Para un budista, el principio de no-violencia es el más importante, el cual se hace extensivo a todas las formas de vida, de ahí que nuestra dieta no incluya la carne de otros animales. Una dieta basada en vegetales supone mucho menor sufrimiento (el grado de consciencia de las plantas es muy inferior al de los animales), además de incidir muy positivamente en nuestra salud física y mental, y en el medio ambiente.

Visitante Nr:
Warning: include(counter3.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/p802234r/public_html/buddhistbooks.info/spanish/bienvenidos.php on line 444

Warning: include(counter3.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/p802234r/public_html/buddhistbooks.info/spanish/bienvenidos.php on line 444

Warning: include(): Failed opening 'counter3.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php:/usr/local/lib/php') in /home/p802234r/public_html/buddhistbooks.info/spanish/bienvenidos.php on line 444